Desconectar

Me pasé un año entero sin salir de la ciudad.

Vivo en el sur de Chile y es maravilloso.
Entre volcanes, bosques nativos y carreteras con curvas escondidas entre lo verde, se encuentran lagos preciosos, con agua tranquila y paisajes de ensueño.

12466324_10208509611036532_1703684702385251123_o
Volcán Villarica – Chile

Y me pasé un año encerrada en la ciudad, con el ruido de los autos, el humo, la rutina, las mismas calles y los mismos lugares.
Me asombra cómo merma la mente y también el cuerpo, cuando no hay nada nuevo que inspire, que renueve las energías.
Necesitamos aire fresco, lo sabemos, pero a menudo no sabemos cuánto, hasta que salimos de la burbuja.
El sábado en la mañana agarré mi mochila y me fui a acampar. Esa misma tarde me tumbe en la arena, miré el lago y lo sentí. Necesitaba estar fuera, en otro lugar, sin nada, sin nadie.

Desconectar.

12471826_10208573399311199_5907347946578470618_o
Lago Villarica – Chile

Cuando pasamos mucho tiempo en el mismo lugar, la mente se cierra. Nos olvidamos de que hay un mundo entero fuera, lleno de posibilidades, con miles de lugares y personas distintas, diversas, llenas de experiencias y costumbres de las que aprender y retroalimentarse.

Yo solo fui a unas pocas horas de distancia, pero la naturaleza me hizo sentir en contacto conmigo misma, respirar aire puro y notar que me renovaba de energías.
La mente se relaja pero también se despierta. Los colores, los aromas, los sonidos, todo es alimento.
Necesitamos esos estímulos y creo que es importante tener consciencia de cuánto bien nos hace no dejarnos atrapar por las rutinas que nos hacen olvidar nuestras otras necesidades.

Es dificil no caer en las redes del sistema. Todo está diseñado para mantenernos ocupados. El teléfono, la televisión, la publicidad, la música, los autos, todo está hecho para que no veamos más allá, para que nos olvidemos de las posibilidades de más allá, para que todos los días, las horas estén perfectamente ocupadas y al llegar la noche nos durmamos sin alcanzar a desconenctar.

12510456_10208489441332302_8106826673516995451_n
Pucón – Chile

Pero cuando se hace, la cabeza y el cuerpo lo agradece. Recordamos cuáles son las cosas importantes, qué nos inspira y qué nos motiva.

No hace falta mucho, lo más importante es tener ganas, sentirse con la capacidad de poder y hacerlo, hacer cualquier cosa que nos haga sentir bien con nosotros mismos, que nos active, que nos despierte, que nos enriquezca espiritual, mental y físicamente.
Anímense.

Y a ustedes, ¿les gusta viajar?
¿Qué prefieren, playa o montaña?
¡Comenten sus viajes!

Anuncios

10 comentarios en “Desconectar

  1. El sistema está preparado para alienarnos. No quiere que nos hagamos preguntas importantes: ¿para qué estamos aquí? ¿Cómo puedo servir a mi prójimo? Calmar la mente es una de las mejores formas de ser más creativos y estar en paz. Necesitamos la naturaleza, necesitamos las ideas de otros. Lo que me gusta de este artículo es que cuentas algo privado que nos sirve a todos los miembros de la comunidad. Muy buen post, preciosas fotos. Que envidia.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s