El valor vitalicio del cliente

Nunca pensé en la posibilidad de vender si quiera una piedra, porque mi creencia era que “no podía vender nada”. Desde que empecé en el camino de la educación financiera, una de las primeras sorpresas es que Robert Kiyosaki cite en sus libros que una persona debe primero APRENDER A VENDER.

Y es así como fui cambiando mi creencia y comenzar a creer que vender es parte fundamental en el emprendimiento y en la vida misma. En ese camino encontré a Laura Ribas, una mujer excepcional en el mundo del marketing. Ella aconseja el uso del método de las “promociones cruzadas” o privadas. Esto  quiere decir debes seguir  vendiendo a un cliente al que ya vendiste algo.  Para esto debes contar con una base de datos bastante segmentada y llevar un seguimiento de quién ha comprado qué.

Esta simple pero efectiva acción, aumenta el valor “vitalicio al cliente”, debido a que invertiste tiempo y dinero para captarlo. Ejemplo, tienes una tienda de bisutería y vendiste a un cliente un par de pendientes. Luego de un tiempo haces un lanzamiento de un colgante y envías a ese cliente un promoción para que adquiera este accesorio que hará juego con sus pendientes.

Excelente idea, no crees?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s