Autoconocimiento

Se habla mucho de tener mentores, seguir un modelo, tener referencias fuertes que nos den una idea del camino que podemos seguir para llegar a nuestras metas;  y es cierto, somos seres sociales y aprendemos desde pequeños imitando a los demás. Así llegamos a hablar, a comer, a leer, a escribir y a muchísimas cosas más.

Son valiosas las enseñanzas que los demás nos dejan, nos crean un camino seguro sobre el que decidimos ir o no, pero que sin duda funciona de guía.

1023841

Nuestros padres, nuestros profesores, nuestros amigos y las personas a las que admiramos son ejemplos a los que echar mano en cualquier situación y eso es bueno, si no funcionara así, estaríamos toda la vida intentando, cada uno por su cuenta, inventarle un uso a la rueda que se perdería cuando muriéramos.

Por eso son tan provechosas las cosas que aprendemos, por eso es tan importarte valorar a estos referentes, y también por esto es importante dedicarse a ser uno mismo uno de ellos, una persona que entrega a los demás algo valioso, algo invaluable, como el cariño, las conversaciones o las cosas que sabemos.

Para llegar a esto, antes tenemos que dedicarnos a la autoreflexión.

Es bien facil salir al mundo y ser como todos, ver las mismas cosas en la televisión, vestir de la misma manera que la gente a la que queremos agradar, escuchar la misma música o incluso estudiar lo que se espera de nosotros. ¿Pero cuánto de eso es auténtico? ¿Cuánto de eso nos llena realmente?moda

Por lo fácil que es dejarse llevar,es que muchas personas dejan de verse a si mismas con sus propios ojos y acaban viéndose solamente desde cómo les ven los demás. Viven hacia afuera, aparentando, acomodándose, buscando la aprobación de el resto.
Lo que sucede al final es que estas personas no tienen voz propia, se van perdiendo a sí mismas y olvidan de a poco cuáles eran sus pasiones, sus sueños, sus metas.
Creo que a todos nos ha pasado en algún momento, todos hemos “perdido el norte”. Y la única forma de volver a uno, de reencontrarse con el yo auténtico, es a través del autoanalisis, de la meditación, de el diálogo con nuestro cuerpo y nuestra mente.
Este diálogo no puede ser manipulado por lo exterior, tiene que ser profundamente interior, aunque eso se alago que cuesta conseguir porque nos distraemos con facilidad o nos entretenemos en otras cosas, todo para evitar decirnos algunas verdades.

Solo disponemos de una desición en cada oportunidad y solamente tenemos una vida para vivir. Qué necesario es entonces ser las personas que queremos ser. Escuchar a nuestro corazón, reflexionar sobre todo lo que nos interesa, tener opiniones fundamentadas cuando hablamos, tener una conversación interna que nos muestre qué es lo mejor que hay en nosotros y qué poder entregar a los demás.

Muchos usan la oración, otros usan técnicas de meditación, otros viajan solos, otros escriben… Todo esto sirve para enriquecernos, en todas estas situaciones asimilamos mucho mejor cada experiencia que vivimos, lo que escuchamos a otra persona, lo que leímos, lo que vimos… vamos dándole a nuestra mente la forma que buscamos que tome, y vamos aprendiendo lo que necesitamos en nuestras vidas y lo que no queremos en nuestras vidas.

meditacion-1

Es importante el autoconocimiento porque ahí radica todo lo que podemos entregar a otras personas, todo lo que podemos dar sinceramente a los demás y todo lo que somos realmente.

Incendios forestales en Chile

Hace un par de semanas Chile empezó a arder. Es verano y lamentablemente los incendios forestales son algo común en muchos lugares.
Algunos incendios son accidentes, muchos son descuidos y muchos otros son provocados.

forest-1161868_1280

Todos los países tienen geografías peculiares y distintas. Hay zonas de dificil acceso, pueblos perdidos en las montañas, aldeas a las que solo se llega por caminos secundarios sin pavimentar, lo que dificulta el trabajo de bomberos y las autoridades.

Es dificil preveer este tipo de desastres y más dificil aún detenerlos. Los recursos, tanto humanos como materiales, de pronto no son suficientes porque las alarmas de incendio se multiplican con el pasar de los días, y de pronto hay más de cien focos activos en distintas regiones.wildfire-1105209_1280
El gobierno no da abasto, se descoordina, la ayuda no llega, el fuego aumenta, la gente pierde sus casas y muchos mueren intentando apagarlos.
Entonces las personas se organizan por su cuenta y sucede algo maravilloso en medio de la catrastrofe: Colaboración.

En este momento, en cada ciudad hay centros de acopio, gimnasios, escuelas, juntas de vecinos, personas colaborando con personas, que se organizan para llegar a las zonas de catastrofe y dar todo lo que pueden reunir, a las familias que lo han perdido todo.
Las ayudas son enormes. He visto pasar camiones llenos de agua, comida, kits de emergencia, juguetes y mucha, mucha esperanza.
En momentos bajos las personas tenemos un instinto de fraternidad, bondad y entrega, que ojalá pudieramos y supieramos mantener constante en nuestra vida diaria, porque es hermoso.

Son muchas las personas que han llegado de otros países hasta Chile dando ayuda: brigadistas de varios continentes, especialistas, aviones, personas conmovidas por la situación que quieren hacer algo por ayudar, por mejorar, y lo hacen. No importa la nacionalidad, la religión, el color de la piel. Importan las personas y eso un acto de amor sincero.

firefighters-702890_1280

Cuando logramos enfocarnos en asuntos más allá de los nuestros, cuando nos unimos con los demás por un fin común, cuando somos capaces de crear vínculos de la nada y mejorar un poco la vida de los demás, también mejora la nuestra. La satisfacción que se siente supera cualquier acto que se enfoque solamente en nosotros y además sus repercuciones cruzan las fronteras.

La ciudad

Siguiendo con el tema de desconectar, he pensado en la cantidad de lugares a que no conocemos en nuestra propia ciudad.

¿Hace cuánto que no vas a un museo? ¿Al teatro? ¿A un concierto? ¿A un parque?
¿Hace cuánto que no caminas por una calle distinta o usas otra ruta para volver a casa?

Llevo unos cuantos años viviendo en la misma ciudad y hace poco me di cuenta de que a penas la conozco. Siempre he dicho que es pequeña, que no tiene nada nuevo que ver, que no puede sorprenderme. Pero la ciudad también es una especie de ser vivo. Se va renovando constantemente. Crece, se expande, sube.

860517_10200625772625499_917289494_o

La calle en la que vivo siempre fue de casas y personas mayores. Hace un año levantaron dos edificios de departamentos en frente, llegó gente joven, supermercados, restaurantes y, me di cuenta de que nada permanece para siempre del mismo modo, ni si quiera eso que desde pequeños vimos sin cambiar. Tarde o temprano, en algún momento de la historia, todo cambia. Estamos creados para cambiar, para madurar, para crecer, para conocer nuestros gustos y expandirlos. Para entender nuestro presamiento y transformarlo. Para escuchar a los otros y adoptar como nuestras los aspectos que necesitamos como propios.

La ciudad también da eso. Da un atardecer distinto desde otro barrio o plaza.
Aquí hay un cerro protegido como reserva natural, justo en la ciudad, a dos calles del centro. Es un gran pulmón verde, con aves y vistas preciosas.
Hace dos años que no subo, ¿por qué?

174925_4802574461007_1818336931_o
Personalmente creo que es cómodo “dejarse estar”, quejarse de las cosas que no nos gustan y no hacer nada por orientarnos hacia las que sí, hacia las que sí pueden aportarnos, a las cosas que seguramente hay que nos gustarían, pero todavía no las conocemos y, para conocerlas, primero hay que salir de esa burbúja de humo llena de negaciones y espesura.

Creo que esto es aplicable a todo. Los que creemos que no tenemos ningún talento, seguro que sí, y más de uno. Todos tenemos cierta personalidad polinizadora, ganas de aprender, de conocer, de explorar y que todo esto nos expanda a nosotros mismos, nuestra personalidad, nuestros intereses.

402581_2926520760837_1510744822_n

Cuando uno sale de uno mismo, las posibilidades se multiplican. La experiencia nos multiplica. Podemos llegar a conocernos mejor y a la vez comunicarnos mejor con los demás.

Sienta bien estar en armonía con los lugares que habitamos, las personas que tenemos y las cosas que nos apasionan.

Desconectar

Me pasé un año entero sin salir de la ciudad.

Vivo en el sur de Chile y es maravilloso.
Entre volcanes, bosques nativos y carreteras con curvas escondidas entre lo verde, se encuentran lagos preciosos, con agua tranquila y paisajes de ensueño.

12466324_10208509611036532_1703684702385251123_o
Volcán Villarica – Chile

Y me pasé un año encerrada en la ciudad, con el ruido de los autos, el humo, la rutina, las mismas calles y los mismos lugares.
Me asombra cómo merma la mente y también el cuerpo, cuando no hay nada nuevo que inspire, que renueve las energías.
Necesitamos aire fresco, lo sabemos, pero a menudo no sabemos cuánto, hasta que salimos de la burbuja.
El sábado en la mañana agarré mi mochila y me fui a acampar. Esa misma tarde me tumbe en la arena, miré el lago y lo sentí. Necesitaba estar fuera, en otro lugar, sin nada, sin nadie.

Desconectar.

12471826_10208573399311199_5907347946578470618_o
Lago Villarica – Chile

Cuando pasamos mucho tiempo en el mismo lugar, la mente se cierra. Nos olvidamos de que hay un mundo entero fuera, lleno de posibilidades, con miles de lugares y personas distintas, diversas, llenas de experiencias y costumbres de las que aprender y retroalimentarse.

Yo solo fui a unas pocas horas de distancia, pero la naturaleza me hizo sentir en contacto conmigo misma, respirar aire puro y notar que me renovaba de energías.
La mente se relaja pero también se despierta. Los colores, los aromas, los sonidos, todo es alimento.
Necesitamos esos estímulos y creo que es importante tener consciencia de cuánto bien nos hace no dejarnos atrapar por las rutinas que nos hacen olvidar nuestras otras necesidades.

Es dificil no caer en las redes del sistema. Todo está diseñado para mantenernos ocupados. El teléfono, la televisión, la publicidad, la música, los autos, todo está hecho para que no veamos más allá, para que nos olvidemos de las posibilidades de más allá, para que todos los días, las horas estén perfectamente ocupadas y al llegar la noche nos durmamos sin alcanzar a desconenctar.

12510456_10208489441332302_8106826673516995451_n
Pucón – Chile

Pero cuando se hace, la cabeza y el cuerpo lo agradece. Recordamos cuáles son las cosas importantes, qué nos inspira y qué nos motiva.

No hace falta mucho, lo más importante es tener ganas, sentirse con la capacidad de poder y hacerlo, hacer cualquier cosa que nos haga sentir bien con nosotros mismos, que nos active, que nos despierte, que nos enriquezca espiritual, mental y físicamente.
Anímense.

Y a ustedes, ¿les gusta viajar?
¿Qué prefieren, playa o montaña?
¡Comenten sus viajes!

El miedo.

Había una vez, en una tierra en guerra, un rey que provocaba espanto entre sus prisioneros, ya que no los mataba sino que los llevaba a una sala donde se encontraba un grupo de arqueros en un lado y en el otro una inmensa puerta de hierro, sobre la que se veían figuras de cadáveres cubiertos de sangre.

Una vez en la sala les decía a cada uno que podían escoger entre morir a flechazos por sus arqueros o cruzar por esa puerta.
– Detrás de esa puerta yo os estaré esperando. – Decía el rey.

Todos prefirieron morir por los flechazos antes que cruzar esa puerta.
Un día al terminar la guerra, uno de los arqueros que durante mucho tiempo había servido al rey se dirigió a él para preguntarle:
– Señor ¿puedo hacerle una pregunta?
– Dime, arquero.
– Señor ¿Qué se esconde detrás de la puerta?
– Ve y mira tu mismo. – Contestó el rey.

El arquero abrió temerosamente la puerta y a medida que lo hacía, los rayos de sol entraron y la luz invadió la sala. Descubrió que tras la puerta había un camino que conducía hacia la LIBERTAD.
El soldado, embelesado, miró a su rey y éste le dijo.
Yo les daba la oportunidad de ELEGIR, pero todos preferían morir que arriesgarse a cruzar esta puerta.

A veces no damos el paso solamente por cobardía.

El miedo es algo natural en cada uno. Nos mantiene alerta, nos previene, nos ayuda a reaccionar rápido en situaciones imprevistas, pero también puede convertirse en un sentimiento inmovilizador que no nos permite avanzar.

Cuando nos escondemos detrás de él y no hacemos una llamada, una visita, un proyecto, un negocio, un video, una carta, lo que sea, por miedo, le estamos dando un poder que a la larga, en vez de protegernos, nos quita la posibilidad de crear cosas mejores.
Miedo al fracaso, al qué dirán, a lo malo que puede pasar, a perder algo…
Miedo a ser valientes.
Hemos escuchado mil veces que el que no arriesga no gana, y aún así seguimos en la estacada, sin dar el paso, sin salir de la zona de confort delimitda y cada vez más pequeña que creaó el miedo a nuestro alrededor.
Pero ¿vale la pena?

miedo

El discurso del rey.

Me encantan las películas basadas en hechos reales. Posiblemente haya mucho adorno en ellas, pero lo importante es el mensaje.

Esta película, El discurso del rey, narra la historia de Jorge VI de Inglaterra. Era el segundo en la línea de sucesión, cuando su hermano, Eduardo VII, abdicó del trono, dejándole a él toda la responsabilidad de dicho cargo, justo antes de que explotara la segunda guerra mundial.
Esto supuso todo un reto ya que Jorge sufría de tartamudez.

Todos sabemos lo incómodo y angustioso que puede ser este transtorno de la comunicación, sobre todo cuando se tiene un puesto tan importante y público.
Dirigirse a un país entero, justo antes de que estalle una guerra, para darles un mensaje de tranquilidad, cuando ni su voz ni sus nervios le acompañaban, debió ser todo un desafío, un reto diario.
Para superarlo pidió ayuda a Lionel Logue, un logopeda famoso por sus tratamientos poco convencionales.
Aquí es donde se produce el milagro.
La confianza, la disposición, un buen equipo, el trabajo duro y la repetición, dieron como resultado que el rey se pronunciara ante los ciudadanos desafiando todo pronóstico.

Cada uno tiene enfrentamientos personales, muchos pueden superar nuestras posibilidades, a veces es una enfermedad o algo que se nos escapa de las manos, pero todos tenemos una capacidad de superación poderosa, más allá de nuestra comprensión y todos podemos hacer uso de ella.

Confianza, determinación, trabajo duro lazos fuertes y repetición, son las bases para cambiar nuestras vidas y salir adelante. Todos podemos.

eldiscursodelrey

¿Vieron la película? ¿Qué opinan?

El Sueño.

A todos nos encanta soñar. Dormidos o despiertos, es algo fascinante cómo nuestra mente crea historias con tanto detalle y tanta emoción.

Una vez escuché a mi padre decir que todos tenemos una doble vida, la que vida vivímos y la vida que soñamos que nos gustaría vivir.
Hasta ahí todo bien. Todos queremos algo que no tenemos porque soñar es una parte de nuestra naturaleza. Incluso los que parecen tenerlo todo, quieren algo más.
“Nadie está conforme con lo que le tocó”, dijo Silvio Rodriguez.

La cosa es ir más allá, traspasar la línea, vivir el sueño en la realidad.
Para eso lo primero es visualizar el sueño hasta darle la forma que queremos que tome y dejar que la imaginación fluya.

Cuentan que Salvador Dalí dormía cada tarde la siesta en una mecedora, sujetando unas llaves, o una piedrita en su mano. Cuando se dormía y el cuerpo se relajaba, el objeto caía haciendo ruido y él despertaba. Justo en ese momento, en estado entre el sueño y la vigilia, en ese susto, recordaba perfectamente alguna imagen que más tarde utilizaba para sus cuadros.

Es una comparación exagerada de cómo hacer realidad los sueños, pero me encanta porque muestra que si le damos a nuestra mente las ideas, las herramientas y el tiempo para trabajarlas, hayará la forma de abrirse camino y cruzar la frontera, porque aunque soñar es algo genial, también es frustrante no cumplir con los sueños.
Hay que traerlos a este lado, a la realidad, a la única vida que nos ocupa.

Al final lo único que tarda en llegar, es lo que no se empieza.

924x530

Crowdfunding

Muchos habrán oído hablar de este término.
Se trata de un sistema de cooperación colectiva en el que varias personas crean una red para conseguir dinero, u otros recursos, con los que llevar a cabo proyectos personales o de organizaciones.
Principalmente se utiliza internet para conseguir crear la red, dar a conocer el proyecto y llegar a los inversores o mecenas.

Lo más atractivo de este método es que la financiación de los proyectos se obtiene de particulares, personas como nosotros que creen en los proyectos de personas como nosotros.
Cualquiera puede solicitar apoyo, cualquiera puede conseguirlo si su idea o proyecto es viable y cualquiera puede cooperar con el proyecto.

Muchas veces los bancos no avalan los negocios pequeños o innovadores, muchas veces no alcanzamos a conseguir el dinero por nuestra propia cuenta para correr con todos los gastos que genera un emprendimiento y, muchas veces, aunque dispongamos de esto, no sirve de nada sin un grupo que colabore con nosotros.
Necesitamos contactos y apalancamiento que extiendan nuestra idea, que nos permita llegar a más personas, porque una de las herramientas más potentes es la colaboración, la cooperación, los lazos humanos.

11026221_816326271787740_3851872737563480796_n
Te invito a ver el siguiente video para informarte mucho mejor sobre este tema y conocer una plataforma que funciona con este sistema:

Hoja en blanco.

Un inconveniente muy común a la hora de dedicarse a una rutina, como crear videos o escribir un blog, es la falta de ideas o inspiración.
Esto no es otra cosa que un bloqueo frente a la “hoja en blanco”.
A todos nos pasa, y como mencioné en un post anterior, el cerebro funciona como un músculo, y como tal, necesita ejercitarse, para fortalecerse.

Esto es aplicable a cada actividad.
Mientras más escribimos, más ideas tendremos para nuestro blog.
Mientras más videos hagamos, más ideas tendremos para nuestro canal.

Aún sabiendo esto, a veces necesitamos de herramientas o ayudas que nos estimulen la creatividad, para que con el paso del tiempo se convierta en una tarea natural, un reto estimulante y no una obligación tediosa.

Algo que realmente ayuda y fortalece nuestra capacidad, es llevar encima una agenda y un lapiz, a todas partes, como un objeto preciado, imprescindible.
Cada vez que tengas una idea, apúntala, todas, aunque sea pequeña, una palabra. Un pequeño guiño puede inspirar en otra ocación una lluvia de ideas que harán volar tu creatividad.

Te animo a leer el post sobre Cómo Aumentar tu Productividad para aprender más y no quedarte otra vez con la hoja en blanco.

Cómo crear hábitos.

Un hábito es un comportamiento o acción que repetimos regularmente.
Ya que es algo presente en nuestras rutinas diarias, de alguna manera nos define y define también la persona que seremos dentro de unos años, nuestra vida futura.

A menudo nos gustaría cambiar alguno de estos hábitos, con los que no estamos totalmente cómodos o conformes, como fumar, hacer deporte, mejorar la dieta, escribir, hacer videos, etc; pero tendemos a distraernos, procrastinar o dejarlo para después.

Algunos dicen que se necesitan 21 días para cambiar o crear un hábito, otros dicen que al menos se necesitan 66 días, pero en esto creo que cada persona tiene tiempos y maneras distintas de adaptarse y enfocarse, por lo que un límite de tiempo podría no ser un buen indicador.
Aún así es cierto que hay puntos relevantes a la hora de cultivar nuevos comportamientos.
Aquí les comento seis de ellos:

1. Ten claro el objetivo.
Sabiendo desde dónde partimos, podemos tener claro cuál es el punto al que deseamos llegar. Cuál es nuestro objetivo.
Mientras más claro sea, mientras más detalles tenga, mejor podremos visualizarlo y enfocarnos en él.
No es igual decir “voy a escribir” que “voy a escribir todos los días 200 palabras”. Lo mismo es aplicable a cualquier rutina.
Lo importante aquí es definir el hábito, tenerlo claro.

2. Empieza de a poco.
Todos tenemos una curva de aprendizaje inicial.
La mente funciona igual que un músculo: necesita ejercitarse para fortalecerse, y todos sabemos que para levantar 50kg de peso, antes debimos empezar por 5kg, luego 10kg, después 15kg y así.
Lo mismo ocurre con otros hábitos, como levantarse más temprano, o tener un horario para dedicarnos a nuestros proyectos personales.
No intentemos exigirnos el total desde el principio porque podría causar frustración y el abandono del objetivo.
Al crear un hábito, lo que pretendemos es crear una acción que nos acompañe por años, o quizás para toda la vida.

3. Mentalizate.
Mentalizarse es tomar consciencia de un hecho para luego afrontarlo adecuadamente.
Una vez que sabemos cuál es el hábito que queremos cambiar o crear, necesitamos provocar las situaciones que nos dirigan a él y que nos mantengan enfocados en lograrlo.
Si lo que quieres es escribir a diario, prepara un lugar especifo, con buena luz, que te permita estar concentrado y que te atraiga. Un lugar en el que quieras pasar ese tiempo, entonces, cuando llegue la hora, solamente tendrás que sentarte y escribir, sin preocuparte de nada más.

4. Usa recordatorios.
Las frases “se me olvidó” o “se hizo tarde”, son excusas, y con excusas no se logran los hábitos.
Menos mal que para esto contamos con herramientas sencillas y muy prácticas, que nos libran de las excusas.
Por ejemplo, podemos tener un Calendario de Acción, que nos permita visualizar nuestro objetivo y los logros que hemos conseguido día a día. Podemos pegarlo en un lugar visible y tachar los días que llevamos a cabo nuestra acción.
También es útil usar alarmas todos los días o recordatorios, como notas en el frigorifico, hasta que no las necesitemos más.

5. Crea un patrón.
En psicología se habla de tres pautas de comportamiento que funcionan mucho a la hora de crear nuevos hábitos. Estas son:

Recordatorio = Estímulo
Rutina = Acción
Recompensa = Beneficio

Por ejemplo: Alarma a las 19:00 “Hacer un video”.
Rutina: Dirigirse al escritorio y hacer el video.
Beneficio: Felicitarnos y sentirnos safisfechos  por el trabajo realizado.
También podemos auto-regalarnos una chocolatina, por ejemplo.

6. Repítelo.
Este punto es el más fácil de explicar, el más dificil de realizar y, el más importante para lograr nuestra meta.
Sé constante, ten determinación, hazlo y repítelo, repítelo, repítelo.

crear-habitos

Espero que este post te sea útil.
Personalmente estos puntos me han ayudado muchisimo a la hora de crear rutinas que quería adquirir para mi rutina diaria.
Sería genial que comentaras cuáles son los hábitos que te gustaría modificar o crear en tu vida. ¡Anímate!