Actividad liberadora

Yo me he tomado de gran importancia, en la rutina diaria, incluir una actividad que te libere del trabajo que realizamos en la jornada que tenemos. No importa si trabajas en casa o eres empleado toma un tiempo al día para realizar alguna actividad, como mencionabamos en la escuela, extracurricular, con objetivos y retos.

En mi caso, he pasado por varias de estas actividades, te da experiencia de aprender cosas nuevas fuera de lo que comúnmente dominas o haces y eso te lleva a un reto. Un tiempo intente tener mis propias hortalizas, en otro tiempo hacia algo de mecánica automotriz, aprendí de electricidad arreglando desperfectos en mi casa e incluso algunas instalaciones básicas con familiares. Todo te da experiencia y libera tu mente, te abre nuevos pensamientos e ideas y cuando regresar a lo que dominas tu claridad mental esta renovada.

Siempre me gusto el deporte, no permitas, la actividad que sea, desde caso o empleado impida que sigas disfrutando de esas experiencias, yo me deje llevar por esa situación, pensando que trabajando mas en algún momento recuperaría ese tiempo, pero no pasa así, por lo cual hoy decido organizar mejor mis rutinas y procuro no dejar pasar esas actividades extras.

Actualmente me he metido al ciclismo recreativo de montaña y es una actividad que comienzo a disfrutar muchísimo, conoces lugares que en tu vida imaginarias encontrar, recorres caminos que te retan,  respiras, observas, tus sentidos se agudizan y justo después de un recorrido, estoy escribiendo esto.

pexels-photo2

Les invito a intentar algo nuevo, algo que tal vez siempre quisieron experimentar y siempre dejaron para después.

Anuncios

DE-TERMINACIÓN

Hola amigo lector.

Hoy quisiera compartir contigo algo muy importante sobre algo que le llevo dando vueltas durante todo el día.

Recordé que hace 5 años estaba obsesionado con mi peso, era algo regordete, y aún estaba terminando mi etapa de la adolescencia. La única cosa en mi mente, para ese entonces, era bajar de peso. Todo lo que hacía durante el día estaba enfocado a mi objetivo. Me cuidaba en cada comida, me preparaba mis batidos de verduras, que para ese entonces no me gustaban nada y hoy los amo y, lo más importante, todos los días (y cuando digo todos los días es todos los días) hacia 20 minutos de ejercicio, mínimo. No importaba si al día siguiente tenía un examen súper importante, no importaba si estaba enfermo, ni importaba si tenía que salir por la mañana de casa y no volvía hasta la noche, no importaba que estuviera trasnochado y cansado. No me importaba nada, solo tenía una única cosa en la cabeza. Conseguir mi objetivo.

Entonces, me di cuenta de algo que hoy te quiero compartir. Cuando he llegado a la meta, cuando he conseguido mis objetivos, cuando he hecho más de lo que me había propuesto al principio. En todas esas ocasiones hubo un día clave. El día en el que yo estaba determinado a hacerlo.

tunel

Es solo eso. Estar completamente determinado a hacer algo. Verás que cuando consigas tener esa determinación las escusas desaparecen. En ese día te darás cuenta que la vida “sin sentido” que llevabas hasta ese momento terminará y empezaras a vivir en nuevo estado, en el cual le encontrarás sentido a vivir

Hoy en día acabo de empezar con un nuevo proyecto sobre el cual estoy muy ilusionado y sé que estoy determinado a hacerlo. Y sé que lo terminaré, no hay otra, conseguir ese objetivo o morir intentándolo.

Así pues, te invito a que, en verdad, busques ese camino que deseas recorrer y, después, te des todas las razones por las cuales vas a recorrerlo, hazlo hasta que en verdad te sientas determinado a hacer. Y sabrás de lo que te hablo.

Bueno, te mando unos cordiales saludos y hasta la próxima.  😉