El Proyecto Sentido

 

Desde la perspectiva de la biodescodificación, bioneuroemoción, y otras disciplinas, se entiende que lo que vivimos o la forma en que sentimos lo que experimentamos viene determinada por varios factores. Uno de ellos es el Proyecto Sentido.

El Proyecto Sentido podría definirse como el proyecto para el cual somos concebidos. Vamos a poner un ejemplo que Jean-Guillaume Salles pone en sus conferencias sobre el tema para entenderlo mejor. Una bombilla fue creada para dar luz. Podríamos decir que su Proyecto Sentido fue iluminar. Pues bien, cada uno de nosotros tiene su propio Proyecto Sentido que, generalmente, recibimos de forma inconsciente por parte de nuestros padres.

En él influyen muchos factores, como el haber sido deseados o no, haber sido queridos o no, las emociones de la madre durante el embarazo y los primeros 3 años de vida (dependiendo de la escuela llegan a hablar hasta de 7 años), etc. Pongamos un ejemplo, una mujer se entera de que está embarazada y no esperaba estarlo. Si se queda muy feliz, ese bebé sera querido, pero no deseado, porque esa mujer no buscaba quedarse embarazada. Las primeras semanas de vida del embrión, su madre no sabía que existía, y esa sensación queda grabada en el inconsciente del niño aun cuando crezca. Con lo cual ese niño tendrá tendencia a tener la autoestima baja, a sentir que necesita más cariño para sentirse querido, etc. Por supuesto cada persona es un mundo y vive su situación de forma distinta, pero en líneas generales eso nos afecta.

arboldelavida-gestandose

También nos afectan las emociones que vivió la madre durante el embarazo y los primeros años de vida del bebé. Si una madre está triste mientras está embarazada, al bebé se le graba en su inconsciente esa tristeza en relación con él y ese sentimiento puede determinar toda su vida si no se da cuenta de ello y actúa en consecuencia.

Uno de los Proyectos Sentido que pueden bloquear la vida de un individuo es el de cuidar de sus padres cuando sean mayores. De forma inconsciente algunos padres tienen hijos o alguno de sus hijos para que los cuide cuando sean mayores, y esa persona mostrará serios problemas a la hora de tener su propia independencia, de crear su propia familia. Posiblemente tendrá parejas poco estables, porque su misión es la de cuidar de sus padres y su actitud será la de cuidar a todo el mundo.

Hay muchos tipos de Proyecto Sentido. Algunos son positivos y otros negativos. Lo importante es ser capaces de descubrir el nuestro y poderlo trascender en caso de que no nos esté dejando tener la vida que deseamos. La información es poder. Utilicémosla para mejorar nuestras vidas. Si vemos que repetimos patrones, seguramente algo inconsciente nos está impidiendo avanzar. Sabiéndolo tenemos una oportunidad de oro para cambiar nuestra vida y la de los que nos rodean.

Anuncios

Conociendo nuestro Sistema Neurovegetativo

cerebro-500x366

Hace días que os estoy hablando de la biodescodificación, de cómo dicha disciplina entiende la enfermedad, de la importancia del inconsciente, etc. Todo ello está estrechamente ligado a lo que voy a contaros hoy sobre el Sistema Nervioso, o más concretamente sobre uno de ellos (tenemos dos: el Sistema Cerebro Espinal y el Sistema Neurovegetativo). Vamos a centrarnos sobre este último, ya que es el sistema inconsciente, automático e involuntario.

¿A qué nos referimos cuando decimos inconsciente, automático e involuntario? A todo aquello que hacemos sin pretenderlo conscientemente. Por ejemplo, sudamos si tenemos calor, se nos acelera el corazón, respiramos, parpadeamos, etc.

Bien, dentro de este Sistema Neurovegetativo, podemos encontrarnos en dos tipos de situaciones:

relajacion

Situaciones de estrés. Estas situaciones se producen cuando no se satisfacen las necesidades del cuerpo o de alguno de nuestros órganos. Esta carencia puede venir del exterior o de nuestro propio interior, y el Sistema Orto Simpático (SOS) se activa relantizando nuestro sistema digestivo, acelerando nuestro corazón, haciendo subidas de azúcar, etc., con el objetivo de encontrar una solución a dicho estrés.

Situaciones de vagotonía, relajación o recuperación. Cuando se ha encontrado solución a la situación de estrés anteriormente mencionada, el cuerpo u órgano vuelve a su actividad habitual, normalizando la digestión, volviendo a niveles adecuados de azúcar, bajando el ritmo cardíaco, etc. Estas acciones son llevadas a cabo por el Sistema Parasimpático o Vago.

maxresdefault-1

Resumiendo, mientras todo va bien, nos encontramos en vagotonía. El cuerpo funciona con normalidad. En el momento en que entramos en estrés en algún punto de nuestra realidad, entramos en simpaticotonía hasta que resolvemos el problema y volvemos a nuestro estado de relajación. Las terapias basadas en la meditación y relajación se centran en crear ambientes de relajación, porque es el estado necesario para la curación o para mantenerse sanos.

 

La enfermedad es la solución

images-5

Según Jung, la enfermedad es el esfuerzo de la naturaleza por curar el cuerpo. ¿Qué significan estas palabras que aparentemente resultan contradictorias?

Para explicarlo volveré a hacer mención de unas disciplinas de las cuales ya os hablé en algunos posts anteriores, que son la biodescodificación, la psicosomática o la bioneuroemoción, entre otras.

El otro día leí en un periódico una entrevista realizada al padre de la biodescodificación, Christian Flèche. Es muy interesante darse cuenta o entender cómo entienden la enfermedad desde esta disciplina. Para la biodescodificación (también llamada descodificación biológica), la enfermedad o los síntomas que tenemos son la solución que el cuerpo ha encontrado para sanarse. Es decir, nuestro cuerpo está formado por distintos órganos, los cuales tienen una función específica. Cuando dichos órganos no obtienen lo que requieren, se crea un conflicto en el cuerpo y ahí es donde aparece el síntoma o la enfermedad.

biodescodi

Flèche comenta que cada emoción que tenemos está relacionada con un órgano concreto de nuestro cuerpo. Evidentemente, cada persona vive de forma distinta y las experiencias le afectan de una manera u otra. Por eso no se puede generalizar tanto, pero sí que establecen unas pautas según las cuales, a partir de un síntoma, podemos seguramente indagar qué emoción nos lo está creando.

Por poner un ejemplo que yo he vivido personalmente, según la biodescodificación, los problemas en la columna vertebral son problemas de desvalorización. Además, según la altura del dolor, se ajusta más el diagnósico. En caso de ser en la parte baja de la espalda, dependiendo de las vértebras afectadas, puede deberse a problemas económicos y en relación a los colaterales.

images-4

En el momento en que nos hacemos conscientes de qué nos está causando ese síntoma, generalmente el síntoma disminuye o incluso desaparece. Esto no significa que no se deba acudir al médico. La mejor solución es una conjunción de ambas disciplinas.