Habilidades para conseguir nuestras metas 2

Ayer os hablé de dos de las habilidades que creo imprescindibles de cara a nuestro desarrollo como personas y en el ámbito laboral, el trabajo en equipo y aprender a pensar. Hoy os hablaré de otras dos habilidades que, para mí son igual de importantes.

APRENDER A TRAVÉS DE LAS EMOCIONES

inteligencia-emocional-2-5-638
Alguna vez leí que aprendemos a través de las emociones. ¿Qué significa esto? Que si no conseguimos que algo llegue a tocar nuestras emociones de alguna forma (sean positivas o negativas), no conseguiremos aprenderlo realmente. Recuerdo especialmente las clases de expresión plástica cuando estudiaba educación infantil en la Universidad. Aquello sí que fue un aprendizaje, aquella asignatura logró impactar fuertemente en mis emociones y creo que lo que allí aprendí, sigue intacto en mi memoria. Fue una forma de trabajar centrada en las necesidades de cada alumno, en nuestros intereses, con un trasfondo emocional muy grande. Con lo cual además de aprender muchísimo, disfruté enormemente. Fue una de las clases que más me ayudó a desarrollarme como persona más allá de la expresión plástica y de la educación infantil.

TENER INICIATIVA

images
Este apartado se me ha ocurrido después de una profunda reflexión sobre mi vida como estudiante y como persona en muchos ámbitos de mi vida. Siempre fui tímida y nunca mostré iniciativa en el colegio, por miedo a las críticas, pero también, creo, por falta de costumbre y porque nunca nadie me estimuló a hacerlo. Bajo mi punto de vista, es muy importante poder aprender a tener iniciativa, mostrar ideas propias y atreverse a compartirlas, porque es un ejercicio muy interesante de cara a plantearse soluciones a los problemas o de no resignarse a reproducir lo que hacen los demás como si ya todo estuviera establecido. Creo profundamente en la divergencia de ideas y en que siempre hay varias opciones válidas para muchas cuestiones. Entonces, ¿por qué no puede alguna de nuestras ideas o iniciativas ser igualmente interesante o ingeniosa?

Habilidades para conseguir nuestras metas

En el post de ayer os hablaba de la educación y de la necesidad de buscar nuestros talentos personales. Si bien éste es uno de los puntos esenciales de cara a nuestro desarrollo como personas hasta nuestro máximo potencial, también es cierto que existen otras habilidades que podemos aprender y que nos van a ayudar mucho a conseguirlo de forma más fácil, rápida y satisfactoria.

TRABAJO EN EQUIPO

images
En las escuelas pocas veces nos enseñan a trabajar en equipo (hay excepciones, por supuesto). Hacemos los trabajos solos, en los exámenes se hace de todo para evitar las copias. Eso nos crea la creencia de que en la vida tenemos que apañárnoslas solos, que hay que ser individualista, el mejor, pero solo. Si no, eres tramposo. Crecemos con la idea de que no debemos necesitar a los demás, pedir ayuda, porque si no somos inferiores. Y nada más lejos de la realidad. La gente más exitosa siempre está aprendiendo de los demás, pidiendo consejos o ayuda a quienes creen que saben más que ellos. Crean sociedades y no dejan de crecer. El trabajo en equipo entre gente competente y con ganas de avanzar es un trampolín hacia el éxito. Aprendamos a subir por las escaleras del crecimiento en equipo.

baixa

APRENDER A PENSAR

Cuántas veces hemos visto en las escuelas (o nos recordamos a nosotros mismos) a niños empollándose un tema para “vomitarlo” en un examen, aprobarlo y nunca más acordarse de ello. Muchísimas, ¿verdad? Bien, y además haciéndolo repitiendo como loritos las mismas palabras de la lección del libro. Ni siquiera se paran a preguntarse si puede haber un error, o a analizar qué están memorizando. ¿Dónde está el fallo? Muy sencillo, en que no nos enseñan a pensar, a plantearnos las cosas más allá de lo que dice un libro de texto. ¿Por qué no hacemos más debates sobre cualquier tema? Eso potenciaría también la capacidad de reflexión, la actitud crítica, a no creernos todo lo q nos dicen a la primera, la capacidad de escucha y de expresión. Todas estas habilidades nos serían realmente ùyiles en nuestra vida como adultos de cara a plantearnos y conseguir nuestras propias metas, pues estaríamos mucho más acostumbrados a pensar y a plantearnos soluciones a los posibles problemas que pudieran surgir.

pensar

Con todos estos beneficios, ¿no sería más beneficioso para las personas aprender de esta forma que a repetir como loros cosas que ni siquiera entendemos ni nos interesan?

Mañana veremos algunas otras habilidades más.